sábado, 29 de diciembre de 2018

Presentación

El llamado a la Huelga Internacional de Mujeres el 8 de marzo de 2017 suscitó una revuelta sin precedentes en la historia de las luchas feministas de los últimos tiempos; y el pasado 8 de marzo de 2018, de nueva cuenta las calles de muchas ciudades en más de 57 países fueron tomadas por las mujeres confirmando que estamos frente a un nuevo movimiento feminista que se expresa internacionalmente.
De este potente y esperanzador alzamiento de las mujeres reproducimos un texto de la española Justa Montero quien analiza las diferentes resignificaciones y desafíos de la histórica movilización de más de 7 millones de mujeres en España.
El nuevo contexto tiene múltiples impactos, algunos de éstos son retomados en los textos de Ana María Hernández López quien, a partir de una crónica describe y analiza la experiencia del 14ª Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe realizado en Uruguay en diciembre de 2017, evento que asumió y convocó a la huelga del 8M; y el texto de Josefina Chávez, muestra una panorámica de las movilizaciones y los procesos organizativos de las mujeres en algunos países, que se consolidan en las prioridades, campañas y denuncias que las mujeres van marcando en sus múltiples contextos nacionales. Publicamos el llamado a la Huelga de las intelectuales y activistas: Cinzia Arruza, Tithi Bhattacharya, Rosa Clemente, Zillah Eisenstein, Liza Featherstone, Barbara Smith y Keeanga-Yamahtta.
La lucha de las mujeres contra el patriarcado capitalista no para, por el contrario se profundiza, como lo muestra con energía la acción sistemática de las mujeres durante todo el año pasado. Un amplio concierto de tonalidades se escuchan en esta voz colectiva que se está configurando, como pudo verse en el “Encuentro de Mujeres que Luchan” llevado a cabo por las zapatistas en el Caracol Morelia, Chiapas los días 8, 9 y 10 de marzo. Sin duda, este evento está ligado al impacto que en las mujeres zapatistas tuvo la elección de Marichuy como vocera del Consejo Indígena de Gobierno. Un hecho significativo, pues por primera vez una mujer indígena fue elegida para ser vocera y representar la voz de los pueblos indios que están resistiendo las políticas de despojo capitalista del territorio, y por primera ocasión una mujer indígena es registrada como candidata independiente a la presidencia de la república. El texto de Sylvia Marcos nos comparte, con una voz sensible y mirada cercana quien es María de Jesús Patricio, Marichuy, y nos relata el camino de la recolección de firmas para su registro como candidata, que mostró la radicalidad anticapitalista de la iniciativa que llamó a la organización como prioridad y que denuncia la violencia y el feminicidio.
Otro apartado del contenido de este número aborda algunos aspectos del proceso electoral actual, profundamente deslegitimado. Para Julia Pérez se trata de un teatro y una simulación de democracia en donde hay un vacío y una utilización mercadológica de las mujeres y sus demandas.
Sara Lovera, en un ejercicio retrospectivo, histórico y comparativo, plantea la paradoja de cómo en contextos de autoritarismo, violencia y barbarie como la vivida en el Porfirismo y en el sexenio de Peña Nieto, hubo avances, en el marco institucional, para las mujeres, hecho que describe y ejemplifica puntualmente, señalando también los vacíos y pendientes no retomados por el gobierno de Peña Nieto.
El tema del crecimiento de las corrientes fundamentalistas que luchan contra los avances del movimiento feminista, es abordado por Lydia Alpizar quien afirma que en América Latina hay una cruzada conservadora en contra de la “ideología de género”, y nos alerta en torno a la necesidad de analizar este fenómeno y sus impactos en los países de la región y de proponer cambios en las estrategias del feminismo para enfrentar esta ofensiva ideológica conservadora de sectores religiosos que también actúan en el escenario político electoral.
Elizabeth Maier también reflexiona sobre el fundamentalismo religioso, las ultraderechas y el movimiento antiaborto en los Estados Unidos, señala que con la presidencia de Donald Trump se abrió la posibilidad de dar continuidad a las políticas misóginas en contra del aborto. El texto describe cuales han sido estas políticas restrictivas y estrategias que han reducido, entre otros impactos, financiamientos públicos para programas de planificación familiar.
En México, la ofensiva en contra del derecho a decidir de las mujeres continúa, como se puede confirmar en la investigación realizada por Martha Paola Fernández Lozano y María Lucely Cervantes del Centro Las Libres de Guanajuato, el contenido de su artículo proporciona datos relevantes de 17 estados del país sobre las mujeres que se encuentran en procesos penales y que han sido criminalizadas después de las reformas constitucionales para proteger la vida desde la concepción.
La cultura de la violación que naturaliza el sistema patriarcal capitalista, es un tema abordado por Rocío Duque a partir de una investigación que proporciona datos y elementos que develan la realidad, poco visibilizada, de los estigmas sociales que viven los hombres que son violados y los mitos que sostienen esta violencia en los ámbitos de las policías, autoridades y personal en las prisiones norteamericanas.
Fabiola Bailón Vásquez, nos presenta un recuento histórico de las políticas del reglamentarismo en la prostitución de los siglos xix y xx. Su estudio pretende explicar las raíces históricas de los fenómenos de la trata y la prostitución con el objetivo de proporcionar argumentos que contribuyan a la elaboración de políticas públicas que garanticen el ejercicio de los derechos humanos y las libertades para un grupo importante de mujeres.
El informe de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), nos muestra los riesgos que enfrentan quienes asumen la defensa de los derechos humanos, tales como amenazas, hostigamiento, criminalización, detención arbitraria, desaparición forzada, etc. También describe las deficiencias y falta de voluntad de las autoridades para aplicar debidamente los mecanismos de protección para periodistas y defensoras. En el Informe se propone avanzar en la implementación de Protocolos de Atención y Protección que señalen claramente la responsabilidad de las autoridades.
La persecución, denostación y criminalización de las mujeres defensoras de derechos humanos es tema por demás preocupante y requiere ser denunciando en todos los espacios posibles. En este número, dos compañeras feministas con una trayectoria en la defensa de los derechos de las mujeres relatan y analizan sus propios casos, que a la vez son lecciones para todas. Dos casos paradigmáticos que nos develan temas a debatir en el movimiento feminista. Yndira Sandoval, integrante del agrupamiento Constituyente Feminista comparte un testimonio crudo y conmovedor. Fue detenida arbitrariamente, y señala: “A mi me violó y torturó el Estado a través de una policía mujer, con arma, con uniforme, en uso y abuso de sus funciones de poder”. Violentada por la policía municipal en Tlapa de Comonfort en el estado de Guerrero, enfrentó una agresiva campaña pública de criminalización y de juicio moral para descalificar su denuncia.
Lucero Circe López integrante de la organización Humanas Sin Violencia, y peticionaria de la Alerta de Violencia de Genero (AVG) en el estado de Michoacán, fue acusada de ataques al honor después de señalar que uno de los integrantes del equipo de trabajo para analizar la AVG había sido acusado de acoso sexual en la Facultad de Psicología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), ella lo denunció, y por ello fue criminalizada.


Publicar un comentario