jueves, 11 de junio de 2009

Breve semblanza de Nellys Palomo

26 de enero de 1957, Monteria, Colombia – 9 de junio de 2009, Ciudad de México

por Josefina Chávez para Cuadernos Feministas

Originaria de Colombia, se trasladó a México en los años setenta.

Nellys Palomo es de la generación fundadora del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) al cual se incorporó a fines de los años setenta en México y fue parte importante de su dirección política durante muchos años.

Fue parte del equipo histórico de mujeres integrantes de la Comisión de Mujeres del PRT que se integró desde el año de 1976. Su contribución, influencia y presencia en el desarrollo del pensamiento feminista fue fundamental en el PRT, al nivel del Comité Central, del Comité Político y de las diversas comisiones de trabajo feminista y escuelas de formación. Fue parte también, como dirigente del PRT, del Comité Internacional de la IV Internacional.

Su contribución en la construcción de estrategias políticas,para el impulso y construcción del movimiento feminista y amplio de mujeres fue ejemplar; impulsó al trabajo parala concientización feminista y de organización de las mujeres en el movimiento urbano popular, desarrollando una experiencia fundamental a través de las herramientas de la educación popular en lo cual también fue maestra y formadora. Participó en los 80s enel movimiento urbano popular en la fundación del BPR (Bloque Popular Revolucionario) y en su represenmtación a la CONAMUP, colaborando también con CUCUTAC en Tijuana y después del terremoto del 85, en el movimiento de damnificados en la Ciudad de México.Su vinculación con las mujeres indígenas a en el estado de Chiapas, en donde radicó durante muchos años,le llevo a desarrollar un trabajo que se fue consolidando también con la fundación de la organización Kinal Antzetik.

Desde Convergencia Socialista fuela primera Directora de la revista Desde los 4 Puntos fundada en 1997 y parte del Consejo Editorial de Cuadernos Feministas también desde 1997. Autora de contribuciones y múltiples textos en esta revista.

Coordinadora editorial, junto con Sara Lovera, del célebre libro Las Alzadas, una coedición de CIMAC y Convergencia Socialista, sobre la participación de las mujeres en el levantamiento zapatista de 1994.

Su contribución es muy destacada en el movimiento feminista y del movimiento amplio de mujeres, desde fines de los setentafue parte de múltiples iniciativas, luchadora porla libertad de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, por la despenalización del aborto, integrante del Foro de Población desde sus inicios, y de múltiples instancias del movimiento feminista. Su capacidad para vincularse a sectores desprotegidos y populares, fue una oportunidad para llevar el feminismo a muchos lugares y a muchas mujeres.

Especialmente destacan sus aportaciones, análisis y trabajo entre las mujeres indígenas tanto de México, particularmente en Chiapas, como en América Latina. Sobre estos temas había participado nuevamente, en el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en la Ciudad de México en marzo de este año También para este encuentro suscribió el pronunciamiento de las feministas socialistas.

En los últimos 15 años desarrolló un trabajo también muy destacado a nivel nacional e internacional como terapeuta; inicialmente como terapeuta gestalt, pero posteriormente prunfundizó su formación e incursionó en otras propuestas, dese la corriente ericksoniana, Proces Work, Constelaciones Familiares en donde se desarrollo ampliamente como formadora de esta propuesta en México , America Latina y en otros países. Desarrolló tambiéndiversas propuestas para el trabajo de intervención en crisis, manejo de traumas y bioenergética. Su experiencia múltiple y su vinculación y compromiso para ayudar a sanar y superar situaciones traumáticas también la llevaron a trabajar con sectores sociales que han vivido impactos de violencia política y guerras como en Colombia y en Centroamérica.

Mujer libre, y viajera incansable. Se decía que al nacer, su abuela aventó al mar su cordón umbilical y que por eso jamás dejó de viajar. Con los pies sobre la tierra y con el corazón en la mano siempre para brindar su solidaridad. Nellys Palomo decía que ella trabaja para su hijo. El alcance del trabajo terapéutico que realizó, así siempre lo expresó, estaba encaminado para que en siete generaciones se lograra un cambio en la salud mental y física. Su compromiso y su trabajo, nos deja a todas las personas que tuvimos la oportunidad de compartir con ella experiencias, lecciones y enseñanzas. Su compromiso por un nuevo mundo atravesó todas sus acciones, su vida entera la dedico a construir un mundo mejor para la humanidad.
Hasta siempre compañera!

No hay comentarios.: